Presupuestos abiertos

montaje-iritzi

El viernes pasado publiqué el siguiente artículo sobre el proceso de presupuestos abiertos que estamos desarrollando en la Diputación, para que la ciudadanía y los principales agentes colaboren en la definición de las prioridades para 2017:

“La Diputación Foral de Gipuzkoa ha arrancado este mes de septiembre con fuerzas e ilusiones renovadas para consolidar nuestro compromiso con la sociedad guipuzcoana. Uno de nuestros mayores empeños es proponer nuevas vías de comunicación con la ciudadanía. Queremos hacerla partícipe de las instituciones y lograr de esta manera una sociedad más cohesionada. Siempre hemos sostenido que tan importante como lo que se hace es la forma en la que se hacen las cosas y queremos que la sociedad lo perciba así también.

Ahora, por primera vez, los guipuzcoanos y guipuzcoanas podrán participar como agente activo en el proceso de decisión de una de las tareas más importantes de la institución foral. Gipuzkoa contará el año que viene con unos nuevos presupuestos que serán el resultado de un proceso abierto de participación. Las cuentas generales que se aprobarán a finales de año serán las de un nuevo modelo y para un nuevo tiempo en Gipuzkoa y dentro de este marco la semana pasada presentamos los primeros Presupuestos Abiertos de Gipuzkoa, una iniciativa que facilitará la escucha activa de la opinión de la ciudadanía como ejercicio de contraste previo a la formalización de la propuesta que se debatirá en Juntas Generales.

La nuestra es una sociedad que quiere compartir las decisiones para un bienestar común y es consciente de la importancia de poder decidir conjuntamente el presente para prepararnos para el futuro. Por esta razón, nuestra obligación desde el Departamento de Gobernanza y Comunicación con la Sociedad es dotar a la ciudadanía de las herramientas adecuadas y eficaces que exige una sociedad democrática y madura, aquellas que exigen los guipuzcoanos y las guipuzcoanas.

El nivel de exigencia de una sociedad comprometida y bien articulada, activa y con iniciativa, tanto individual como colectivamente, es alto. La gestión pública ha cambiado como consecuencia de la creciente exigencia de la ciudadanía y el cambio del modelo de gestión pública es un paso más en el camino hacia una sociedad más democrática y avanzada. La ciudadanía exige conocer de manera clara y constante en qué grado se ha cumplido con lo prometido y de qué forma se ha empleado el dinero que es de todos y algunos incluso reclaman ser partícipes en los procesos de decisión. Una institución pública consecuente no puede ser ajena a estas demandas.

Llegado el momento de elaborar y aprobar uno de los propósitos anuales más decisivos, los presupuestos, ahora toca escuchar a la ciudadanía en la preparación del plan que definirá y dará forma a los proyectos, compromisos e inversiones de 2017, con un proceso participación garantista cuyo resultado se refrendará por las Juntas Generales de Gipuzkoa.

En esta primera experiencia de la ciudadanía puede indicar sus prioridades ajustando parte de las partidas que conforman la propuesta de presupuestos presentada por el Gobierno, y también se brindará la oportunidad de marcar preferencias acerca de 16 proyectos concretos. Hemos habilitado canales de participación presenciales y de medios telemáticos; nuestra apuesta especial para garantizar una participación universal, ágil y moderna. Hemos lanzado una aplicación web de participación donde se proporciona toda la información de los presupuestos y, registrados previamente, los ciudadanos y ciudadanas pueden contribuir de forma oficial. 

De esta manera, todos los guipuzcoanos y guipuzcoanas mayores de 16 años pueden conocer la propuesta de presupuestos al completo, la cantidad económica asignada a cada política, así como iniciativas concretas, para opinar sobre ellas. Todo esto como paso previo a la elaboración final y antes de su presentación en Juntas Generales, justo cuando se está elaborando el presupuesto, en el momento oportuno y de una manera en la que realmente cabe la posibilidad de poder tomarlas en cuenta. Hasta el próximo 14 de octubre la ciudadanía tendrá la oportunidad de proponer sus ideas e indicar sus prioridades. Por eso es un proceso garantista, dado que ofrece la oportunidad de incorporar a la propuesta final las aportaciones de la ciudadanía de manera que puedan verse reflejadas en los presupuestos.

Abordamos, por lo tanto, el nuevo curso con la vocación reforzada de colaborar con la ciudadanía. Tenemos un plan y los mecanismos necesarios para seguir dando los pasos necesarios hacia un nuevo marco de relaciones más participativo y transparente entre la Diputación y los guipuzcoanos y guipuzcoanas. Queda mucho trabajo por hacer, pero confiamos que tanto las instituciones como la ciudadanía se están adaptando a trabajar en colaboración porque esta es una responsabilidad compartida, bidireccional. Sirva pues esta primera experiencia como prueba de confianza mutua y para abrir nuevas vías, ya que los procesos participativos van a ir insertándose progresivamente en la dinámica institucional y debemos afrontar ese proceso con la máxima naturalidad.  

Interesgarriak:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *