El alcalde de Usurbil responde

Ayuntamiento de Usurbil

Hoy el alcalde de Usurbil, en un artículo publicado en Noticias de Gipuzkoa,  me responde a las reflexiones que el jueves publique en el mismo diario. Dice así:

Avatar.

A Lasa Zeberio, teniente alcalde de Zarautz, le gustó Sentido y sensibilidad y ha utilizado el título de esta película para señalar que no es de sentido común proponer una moratoria de seis años para la construcción de la incineradora de Zubieta porque los vertederos no dan abasto, y ellos están sufriendo en Urteta las consecuencias del cierre de San Marcos. Dice que no tengo sensibilidad y que no tengo sentido común. Tengo que decir que a mí me ha gustado mucho Avatar, puesto que al final ganan los buenos, los que defienden una relación equilibrada con la naturaleza y salvan el planeta de la codicia de las empresas y la contumacia de los políticos.

Me gustaría aclarar que lo que yo he propuesto es una moratoria de seis años, por un lado, y el desarrollo de un programa integrado de residuo cero para toda Gipuzkoa, por otro. Esto significa que la recogida selectiva y el compostaje del 100% de la materia orgánica deben concentrar la mayor parte de los esfuerzos, porque ahí está la clave para resolver este problema. La moratoria sola, efectivamente, no serviría de nada, pero una moratoria combinada con un programa combinado de reciclaje y compostaje, sí lo haría, puesto que nos acercaría al objetivo de basura cero. Me gustaría subrayar el hecho de que esta propuesta ha sido recogida en el Pacto de Usurbil firmado ayer en Donostia prácticamente por todos los sindicatos de nuestro ámbito, todas las organizaciones ecologistas y cinco partidos políticos. Supongo que Lasa Zeberio no pensará que todas estas personas y organizaciones no tengan sentido común.

Dice Lasa Zeberio que me he enardecido por el “pírrico” triunfo de la consulta. Se equivoca. Lo que de verdad me ha llenado de entusiasmo es el 82% de recogida selectiva que obtenemos en Usurbil todos los días desde hace un año (a fecha de hoy estamos ya en el 86% la mayor parte del mes). Y ese 82% es fruto del buen hacer de todos los usurbildarras, independientemente de lo que hayan votado en la consulta. Este triunfo les pertenece a todos ellos. Usurbil ha iniciado un camino de esperanza, y no ha sido fácil conseguirlo, pero pensamos que la generosidad que están demostrando los vecinos va a servir para mejorar la sociedad en la que vivimos.

Nadie ha planteado nunca, ni yo mismo tampoco, que el puerta a puerta sea una alternativa integral para la gestión de los residuos. Lo que yo digo es, que no se puede quemar lo que se puede aprovechar, reusar y reutilizar. La eficiencia es la base de la ciencia económica, y no es eficiente desaprovechar los recursos. Toda esa riqueza que hemos creado entre todos no puede acabar en nuestros pulmones y en los de nuestros hijos e hijas. Una sociedad inteligente no puede hacer eso. Son muchos los gobiernos en el mundo que han prohibido la incineración, el de Buenos Aires y el de San Francisco, entre otros. El puerta a puerta es un sistema de recogida selectiva que posibilita el compostaje y el reciclaje del 90% de los residuos que generamos. Es decir, no genera basura mezclada que emite gases de efecto invernadero y malos olores. Ese 10% restante no tiene por qué ser incinerado, ya que puede tranquilamente guardarse en depósitos secos a la espera de que la tecnología encuentre la manera de reciclarlos. Es un resto no contaminante y no genera olores. Ésta es la diferencia entre un vertedero y un depósito de inertes. Sin embargo, las cenizas y escorias que genera la incineradora son altamente tóxicas y necesitan cementerios especiales. El quinto contenedor, por su parte, es el sistema de recogida de la incineradora, y sólo se posibilita su acceso al 15% o 20% de la población. De este modo, en lugar de ser un sistema que impulsa el reciclaje, se convierte en un freno para el mismo. Es así como la incineradora puede prosperar en su negocio, ya que le queda el 80% para quemar. Es un despropósito medioambiental, sanitario y económico.

Quiero negar tajantemente la afirmación de Lasa Zeberio en la cual afirma que la incineradora es imprescindible. Eso es absolutamente falso y basta con darse una vuelta por el mundo para comprobarlo. Algunas incineradoras se están cerrando por exceder los límites de dioxinas y otras son deficitarias. Zabalgarbi, en Bilbao, cumple las dos condiciones: el verano pa-sado se le abrió un expediente por contaminación del suelo, del aire y del agua, y ahora hemos sabido que es deficitaria. ¿Qué van a hacer en Zalbagarbi para salir de los números rojos? Hace una semana dieron la respuesta: quemar más basura mezclada en 2010, para lo cual, lógicamente, necesitan reciclar menos. ¿No es esto una absoluta locura? La Diputación de Bizkaia va a implantar el quinto contenedor en Bizkaia de forma generalizada para 2011, pero sólo para el 15% de la población, porque según ellos, sólo el 15% de la población está dispuesta a separarlo todo. El quinto contendor es el sistema más caro disponible, como han demostrado Usurbil, Oiartzun y Urnieta.

Por otra parte, renegar del puerta a puerta con la excusa de que los ciudadanos vierten su basura en los municipios colindantes es de una bajeza moral aberrante siendo Lasa Zeberio un funcionario público, pues parece que se alegra de ello. No se da cuenta de que, excepto los vecinos de Usurbil, todos los demás echan sus basuras en otros pueblos, precisamente en aquellos que albergan un vertedero, como es el caso de Zarautz. ¿No es irónico que se nos acuse de lo que hacen todos, excepto nosotros ?.

Xabier Mikel Errekondo. Alcalde de Usurbil. Sábado, 13 de Marzo de 2010.

Interesgarriak:

1 comment

  1. XABIER MIKEL RECONDO,UN TIO QUE POR DINERO ES CAPAZ DE HACER CUALQUIER COSA,ESTE POR DINERO JUGO HASTA EN LA SELECCION ESPAÑOLA,AHORA NOS QUIERE DAR CLASES DE ABERTZALISMOEKOLOGIKO. QUE LE DEN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *